Noticias 

Noticias • Versión ampliada
Imprimir noticia Enviar noticia por mail
[Volver]
Tras una amenaza, el USDA retiró a su personal de la gira que relevaba cultivos
22/08/2019 | La Nacion
El grueso de la siembra de maíz se hizo fuera de la ventana óptima por la humedad excesiva; en opinión de los productores, el USDA no hizo una correcta lectura de la complejidad de la situación

 

La armonía de la gira anual del Pro Farmer, organizada por la publicación Farm Journal para relevar el estado de los cultivos de maíz y de soja en las principales zonas agrícolas estadounidenses, fue interrumpida hoy abruptamente mientras transitaba el Estado de Illinois, cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) retiró a todo su personal de la recorrida luego de que uno de sus trabajadores recibiera una amenaza telefónica de parte de un "productor enojado", según informó la agencia Reuters.

Si bien no trascendió el contenido de la amenaza, el USDA tomó la medida de retirar a sus técnicos como precaución, en tanto que la policía dispuso la presencia de efectivos en las próximas paradas del viaje que concluirá mañana. Entre los evacuados por el organismo se encontró Lance Honig, jefe de Cultivos del Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas, que tendría a su cargo el cierre de la gira en Rochester, Minnesota, para responder preguntas sobre el pronóstico de cosecha hecho por el gobierno y que tantas críticas despertó entre los agricultores.

El enojo en el sector agrícola estadounidense responde, principalmente, a las últimas cifras oficiales sobre áreas sembradas (sobre todo con maíz) que, a decir de productores y de estimadores privados, no reflejan la realidad tras las excesivas lluvias que anegaron campos en el medio oeste y en la región de las grandes planicies. Pero también está relacionado con las complicaciones que la extendida guerra comercial entre Estados Unidos y China generó para comercializar la producción estadounidense, no solo de soja.

En un comunicado firmado por Hubert Hamer, administrador del Servicio de Estadísticas del USDA, se indicó que "un empleado recibió una amenaza mientras estaba en el ProFarmer Crop Tour de alguien que no participó en el recorrido. Como precaución, inmediatamente retiramos a todo nuestro personal del evento". Desde el organismo agregaron que el Servicio Federal de Protección fue contactado y está investigando el incidente. Reuters señaló que el USDA se negó a brindar más detalles sobre la amenaza, pero destacó que los organizadores del tour se tomaron muy en serio la amenaza.

En su sitio web, Farm Journal informó sobre el incidente y señaló: "Nos estamos tomando la amenaza muy en serio y la seguridad de todos los involucrados en el tour es nuestra prioridad. Como precaución, estamos tomando medidas para asegurar los lugares que restan visitar, con más personal de seguridad".

Además, Andy Weber, CEO de Farm Journal, dijo que durante 27 años "el Pro Farmer Crop Tour ha sido un servicio público en beneficio de la agricultura, en los buenos y en los malos tiempos. Claramente, este es un momento estresante. Desde el primer minuto tomamos esta amenaza muy en serio y hemos tomado todas las medidas posibles para garantizar la seguridad de todos los involucrados en el recorrido".

La amenaza habría concretó el martes, mientras el tour recorría Nebraska, el tercer Estado en relevancia para la producción de maíz, detrás de Iowa y de Illinois. El capitán de la policía de la ciudad de Nebraska, Lonnie Neeman, dijo a Reuters que se solicitó seguridad después de un evento tras una parada en Grand Island, donde la situación se puso tensa. "Alguien llamó y dijo que estaban preocupados de que pudiera haber problemas en la noche, así que los visitamos", dijo Neeman. Y añadió: "No conozco ningún detalle sobre qué tipo de amenazas se hicieron o contra quién".

Reuters contó que "en las diversas paradas del tour de cultivos, normalmente tranquilas, los agricultores expresaron su frustración con el USDA, aunque fueron menos críticos con el presidente Donald Trump, a quien en gran medida continúan apoyando".
Desconfianza y precios en baja

El descontento entre los productores estadounidenses y el USDA no comenzó con esta amenaza. El primer mojón en lo que va del ciclo 2019/2020 fue puesto el 28 de junio, cuando el organismo publicó un informe sobre siembras en los Estados Unidos que contrastó con las cifras previstas por el mercado, particularmente para el caso del maíz.

En efecto, ese día el organismo proyectó el área destinada al cereal en 37,11 millones de toneladas, muy por encima de los 35,07 millones calculados por los privados y apenas 440.000 hectáreas abajo del primer dato previsto por el USDA a principios de mayo, cuando aún no había registro de las excesivas lluvias que comprometerían la evolución de los trabajos de campo.

Tras ese primer aporte "bajista" del USDA, que contribuyó a que el valor del maíz comenzara a resignar parte del "premio climático" acumulado entre el 10 de mayo y el 17 de julio, período en el que el precio trepó de 134,84 a 179,03 dólares por tonelada, llegó el segundo mojón, el 11 de julio, cuando el organismo elevó de 347,49 a 352,44 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha estadounidense del cereal en su reporte mensual, contra los 347,08 millones esperados por el mercado.

Pero el tercer mojón y, quizás, el que más exacerbó el encono entre los agricultores y el USDA, llegó el 12 del actual. El mercado esperaba que ese día el organismo rectificara su proyección sobre la superficie sembrada con maíz. Tanto fue así que los estimadores privados auguraron, en promedio, un área implantada de 35,61 millones de hectáreas. Pero el reporte oficial sorprendió ingratamente a los productores, al ubicar el área con maíz en 36,42 millones de hectáreas, incluso arriba del dato más alto del rango manejado por los operadores, que fue de 33,79 a 36,34 millones de hectáreas.

Pero allí no se agotaron las diferencias entre el USDA y los agricultores, dado que el organismo elevó su proyección sobre el rinde promedio nacional, de 104,19 a 106,39 quintales por hectárea, frente a los 103,50 quintales promediados por todas las estimaciones privadas. Entonces, con más área y con más rinde, el volumen de la cosecha estadounidense fue calculado de manera oficial en 353,09 millones de toneladas, lejos de los 335,12 millones manejados por el mercado.

Entre el viernes 9 del actual, jornada previa a la publicación del último informe mensual del USDA, y el cierre de ayer, el valor de maíz en la Bolsa de Chicago cayó un 12,37%, de 161,51 a 141,53 dólares por tonelada. Hoy el cereal tuvo una suba técnica y terminó la rueda con un ajuste de 142,71 dólares para la posición septiembre.

Así, el maíz, que con su tónica alcista entre mayo y parte de julio llevó algo de tranquilidad a los productores que aún tienen grano de la campaña anterior almacenado, ahora volvió a la depresión de precios lejanos de las expectativas, ámbito del que la soja no logra salir desde que la guerra comercial trabó las ventas a China y acumuló existencias hasta un nivel récord. Además, el malestar lo completa el trigo que, como consecuencia de una abundante cosecha en el hemisferio Norte, registra una fuerte caída de sus cotizaciones, sobre todo en Kansas, donde el grano fino transita la sexta semana bajista consecutiva.

Por: Dante Rofi

[Volver]

Sobremonte 1800 (5960) Río Segundo Córdoba • Tel.: 03572-422291 • Tel./Fax.: 424770 • E-mail: luissiuffe@arnet.com.ar
Luis Abraham Siuffe Copyrigth © 2005/2013 • Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC